0

El Valle de Agaete

Publicado por el .

El valle de Agaete conduce hacia el acantilado que lleva su mismo nombre. Las vertientes de este valle, cubiertas de vegetación, dejan aparecer el contraste creado por las plantaciones de frutas tropicales. En las zonas más agrestes, las tierras se cultivan en terrazas en el borde mismo de los terrenos que tienen más de 100 metros de profundidad.

El relieve accidentado de la isla de Gran Canaria explica la cantidad de paisajes diferentes existentes en un pequeño espacio. Todo el litoral norte de la isla está jalonado de playas, mientras que el interior nos lleva hasta la capital, la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, pero pasando antes por pueblos de gran valor tradicional y de una belleza inigualable.

En Gáldar, la antigua capital guanche, podemos descubrir una serie de pinturas aborígenes y rupestres, en la Cueva Pintada. En esta hermosa e importante villa de la Isla, es obligado para todo amante del arte y de la historia, visitar el ayuntamiento y la iglesia de Santiago de los Caballeros. Tras esta parada obligada, la ruta turística puede continuar hacia Guía, célebre por sus quesos y por la cueva prehistórica del monasterio de Valerón.

Te puede interesar

Escribe un comentario