0

Puerto de la Cruz, un lugar lleno de sorpresas

Publicado por el .

Parque taoro

Playa Jardín, rodeada de hermosos jardines tropicales, es, sin duda, la playa más interesante y mejor equipada de Puerto de la Cruz. El municipio también cuenta con un gran complejo de piscinas, Lago Martiánez, diseñada por el artista lanzaroteño César Manrique.

Sus enormes piscinas y canales artificiales se extienden en el corazón de una hermosa vegetación tropical directamente hacia el mar. La ciudad antigua ha conservado su autenticidad Canaria, a través de un conjunto de casas con grandes balcones rebosantes de flores. Contiene algunos monumentos interesantes como la iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia, el Castillo de San Felipe, donde se encuentra el Museo Naval, el hogar de las costumbres y el barrio de la Ranilla.

Westerdahl es el museo dedicado al arte moderno con obras de Miró, Ernst y Picasso. Puerto de la Cruz ofrece una amplia variedad de parques y jardines exóticos en un área relativamente pequeña. El más grande de todos es el Jardín Botánico, creado en 1788, y que contiene miles de especies de plantas de todo el mundo.

También se puede visitar el Jardín de Orquídeas, o el Parque Taoro que ofrece una magnífica vista de la ciudad.

En las aldeas en las laderas de El Teide, se puede probar la carne de cabra, un plato típico de las islas y francamente delicioso. Para postre, los huevos mole merecen la pena probarlos, así como el frangollo, un flan típico con huevos y diversos aromar, especialidad de la isla.

Para acompañar una comida canaria, nada mejor que los vinos de Tenerife, inimitables gracias a las características de los terrenos volcánicos en los que crecen las vides y las excelentes condiciones climáticas de la isla.

Te puede interesar

Escribe un comentario