0

Viajar al ritmo de la contemplación

Publicado por el .

 Slow Tourism

El Slow Travel se inscribe en el rechazo del dictado de la sociedad actual que quiere ir siempre más rápido. Ganar tiempo es un leitmotiv para todos nosotros, en nuestra vida privada, en el trabajo, e incluso en el ocio. Nuestra vida cotidiana es una auténtica carrera contra reloj, y la tendencia “slow” puede convertirse en una verdadera bocanada de oxígeno.

Iniciador del “Slow Movement”, el Slow Food, movimiento que apareció en Italia a mediados de los años 1990, mostraba ya una mala costumbre de nuestras sociedades modernas. Tenemos la necesidad visceral de ir siempre más rápido, en vez de saborear los productos y momentos de calidad.

El éxito de la comida rápida y de otros productos instantáneos de nuestra vida corriente nos muestra nuestra dificultad para ir más despacio. Comer rápido, o comer mal, viajar rápido o viajar mal, forma parte del mismo combate.

Frente a este bulimia de consumo, el Slow Travel ofrece una alternativa frente a unas vacaciones clásicas. Se acabaron los programas establecidos, es hora de saborear los lugares, de impregnarse de otras costumbres y de un saber hacer que puede ofrecernos momentos exclusivos durante nuestras vacaciones.

El Slow Travel permite hacer una pausa en nuestras vidas, que suelen llevar un ritmo frenético.

Más información – Viajar sin problemas con una buena agencia de viajes 

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario